Gabinete de Sudoración

^4F1837F2860BB9CB295CB000BECB167370AE1D87D3E4ADBE73^pimgpsh_fullsize_distr

La sudoración excesiva o hiperhidrosis tanto a nivel de las manos, axilas o pies es una patología frecuente y que afecta de igual medida a hombres como a mujeres sin importar la edad.

Clínica Natshell ha desarrollado un novedoso Gabinete Especializado en Sudoración, pionero en la zona de Andalucía, ya que incorpora en la plantilla de la Clínica a un Especialista en Cirugía Torácica, que es el único que puede dar solución a los casos graves de los problemas de sudoración excesiva o hiperhidrosis. 

Los distintos grados de la Hiperhidrosis

En cuanto a los grados de afectación los dividiremos de la siguiente forma:

  • Leves: sudoración aumentada que no se observa y además no interfiere con las actividades diarias, sólo se nota el paciente humedad en las regiones afectas.

  • Moderados: no se observa visiblemente y es tolerable, pero interfiere en algunas ocasiones en sus actividades de la vida diaria.

  • Graves: sudoración visible, no tolerable y que interfiere en casi todas las actividades diarias.

Los tratamientos disponibles

Entre los tipos de tratamientos que ofrece Clínica Natshell para la solución de la hiperhidrosis encontramos, desde los más conservadores para las formas leves y moderadas, hasta la opción quirúrgica para las formas graves.

  1. Tratamiento conservador:

    Toxina botulínica: Aplicar Bótox en las regiones afectadas para paralizar el músculo encargado del secretar o exprimir la glándula sudorípara.

  2. Tratamiento quirúrgico:

    Simpatectomía Bilateral: Consiste en seccionar el nervio simpático que se encarga de llevar la información de la sudoración a las glándulas que se encuentran en las manos y axilas. Este nervio se encuentra dentro del tórax a modo de una doble cinta, una a cada lado de la columna, por lo que será necesario anestesia general y se realizará mediante una pequeña incisión de 1 o 2 cm a cada lado debajo de la axila, por la que se observa con cámaras y se procede a cortar estas cintillas o nervio simpático.  La recuperación es rápida y los efectos definitivos.

Una vez conocida la hiperhidrosis y sus formas de presentación y tratamiento, te aconsejamos que vengas a Clínica Natshell y consultes con nuestros especialistas, ellos te ayudarán a encontrar el tratamiento más adecuado a tus necesidades específicas.

Acércate y consúltanos sin compromiso.