Cabecera Hilos Tensores

En qué consiste

Los Hilos tensores consiguen elevar los tejidos relajados para dar al rostro un aspecto más joven y saludable, preservando los rasgos y las características naturales de cada persona.

Consiste en la introducción de hilos de material biocompatible bajo la piel con una aguja guía diseñada especialmente para este fin. Cada hilo está provisto de pequeñas espículas que le permiten anclarse en el tejido celular subcutáneo. Una vez introducidos, los hilos traccionan y se produce una estimulación natural de la estructura del tejido, obteniéndose un efecto lifting.

Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, sencillo y que aporta muy buenos resultados de forma inmediata y a largo plazo. Además no es un procedimiento incompatible con la realización de un lifting quirúrgico posteriormente.

Indicado en:

Quieres corregir arrugas de expresión en las mejillas, el cuello y el ceño, y se puede completar con botox y rellenos para los surcos nasogenianos.

El efecto se puede ver de forma inmediata y dura meses incluso 1 o 2 años, pudiendo retensar nuevamente los hilos o colocar nuevos.

Resultados

El tratamiento con Hilos tensores permite:

  • Revitalizar y rejuvenecer de manera inmediata.
  • Recuperar la flacidez facial y cuello.