Cabecera Lifting Facial

En qué consiste

El Lifting o Estiramiento facial es un procedimiento quirúrgico para mejorar los signos visibles del envejecimiento en cara y cuello, siendo una de las cirugías más habituales y frecuentes de la cirugía plástica e indicadas para personas mayores de 40 años. Con el paso de los años, la piel y los músculos de la cara empiezan a perder tono y elasticidad, pero puede mejorarse mediante el tensado de las estructuras más profundas, la readaptación de la piel y la extirpación de áreas seleccionadas de piel.
El Lifting puede realizarse de forma aislada, o puede complementarse con otros procedimientos como la cirugía de los párpados, la aplicación de tecnología láser (resurfacing) para eliminar las patas de gallo, liposucción de la papada, etc. Las cicatrices se ubican en lugares distintos dependiendo del tipo de lifting, aunque siempre se disimulan en zonas estratégicas como el pliegue de detrás de la oreja o debajo del pelo, por lo que son difícilmente visibles.
La duración de la intervención oscila entre 2 o 3 horas en función de la corrección y se realizará en régimen ambulatorio o ingreso convencional en función de la complejidad de cada caso. La recuperación es de aproximadamente 1 semanas para que baja disminuyendo la inflamación, pero los resultados definitivos no se consiguen hasta pasados 2 o 3 meses y sin tener exposición solar.

Indicaciones:
  • Arrugas profundas.
  • Escasa respuesta a tratamientos conservadores.
  • Envejecimiento facial.
  • Pliegues pronunciados en el cuello.
Resultados que voy a obtener:
  • Mejorar tu estética facial.
  • Olvidarte de esas pequeñas imperfecciones.
  • Conseguir un aspecto mucho más joven y saludable.